lunes, 15 de febrero de 2021

5 platos típicos de Castilla La Mancha

España es famosa por tener buen clima y unos paisajes realmente bellos como son las playas, pero sin lugar a dudas uno de los puntos fuertes es la fuerte cultura gastronómica que hay en todo el país.

Si de algo pueden presumir los españoles es de contar con miles de platos distintos, puede parecer algo exagerado pero cada comunidad cuenta con sus propias recetas, las cuales le dan ese toque especial a cada zona geográfica, haciendo que cada comunidad e incluso provincia se diferencie del resto. 


El caso de Castilla la Mancha no es distinto, la tierra conocida por el famoso y legendario libro del Quijote cuenta con varios platos que fueron creados en la antigüedad pero que a día de hoy aún perduran y siguen gustando a los que los degustan.

Enumerar todos los platos típicos que existen en Castilla la Mancha podría requerir más páginas que el propio libro del Quijote, no obstante vamos a seleccionar los platos más famosos y que más pasiones levantan entre los amantes de la comida.



Gazpacho manchego

 

Uno de los platos más famosos de la mancha es el gazpacho manchego, plato contundente para el invierno, el cual nada tiene que ver con el famoso gazpacho andaluz, pues el andaluz es un plato ligero hecho a base de verduras trituradas perfecto para el verano.

Este plato tiene un ingrediente característico y fundamental, la torta cenceña manchega, pues es la base del gazpacho, a la cual se le añadirá carne de caza ya sea liebre, conejo o perdices, tomates, pimientos, especias como el tomillo y la propia torta troceada, para conseguir un guiso que revive hasta los muertos.


Pisto

Otra joya de la gastronomía manchega es el pisto, efectivamente, el famoso pisto de tomate y verduras tiene su origen en esta comunidad.

El pisto manchego es un plato sencillo y humilde pero que tiene un sabor espectacular si se realiza con verduras de calidad. Para su elaboración sólo se necesitará tomates maduros, calabacín, cebollas y pimientos como base, a la cual se le pueden añadir todas las verduras que se deseen, pues ya lo dice el dicho “cuanto más azúcar, más dulce”.

La clave de que un plato tan sencillo como es el pisto, haya conseguido ser tan famoso y popular en toda España es gracias a su versatilidad. Estamos ante una preparación que se puede degustar sola con un trozo de pan, como acompañamiento de una carne asada, como guarnición o incluso con un huevo frito, versión muy popular en la zona.


Migas ruleras o manchegas

En este caso toca un plato contundente, el cual era muy recurrente entre los pastores de la zona, el motivo era aprovechar los restos de pan que se quedaban duros y era más difícil comerlo a secas.

A raíz de este aprovechamiento de restos de pan, vio la luz una receta que se ha convertido en todo un referente de la mancha. Su base es el pan, pero suele hacerse con ajo, pimiento verde, carne y un buen aceite de oliva, huevo e incluso uvas para los más intrépidos, eso sí en aquella época se acompañaba con lo que tuvieran a mano.


Atascaburras

 

Es el turno de un plato con un nombre peculiar, el atascaburras, probablemente uno de los platos más típicos de la mancha que cuentan con sólo tres ingredientes, patatas, bacalao y frutos secos.

El resultado es una especie de puré de patatas mezclado con bacalao, al cual se le añade por encima frutos secos, también se pueden ver hoy en día atascaburras con huevos hervidos troceados en la parte superior para darle un toque diferente pero sin alejarse de la tradición. 


El origen de este plato es muy curioso, pues se cuenta que unos pastores se quedaron atrapados en pleno invierno por culpa de una fuerte nevada, el problema era que no tenían muchos alimentos para pasar el mal temporal, sólo contaban con patatas, bacalao, aceite y frutos secos, lo cual provocó que los pastores decidieron mezclarlos todos y dar a luz uno de los platos manchegos más famosos y peculiares.

Una lista que enumere los mejores platos de una región no puede estar completa sin el toque dulce, en la zona más castellana de España dos son los postres o dulces más simbólicos, el mazapán muy típico en la época navideña y las flores fritas, un dulce que se consume en mayor cantidad durante la Semana Santa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario